Pollo con chipotle

En TABASCO® somos amantes de la buena cocina, especialmente de las recetas sabrosas como el pollo con chipotle, pero sabemos que muchas veces estamos faltos de tiempo, por eso nos empeñamos en facilitaros la vida elaborando las mejores salsas picantes. La salsa TABASCO® Chipotle se elabora a base de chiles jalapeños siguiendo la vieja receta que utilizaban ya nuestros antepasados aztecas. Dejando madurar los chiles en las propias plantas y después ahumándolos a fuego lento. De hecho, la palabra chipotle viene de la palabra náhuatl “chilpoctli” que significa literalmente chile ahumado. Se trata de una salsa con cuerpo y de sabor picante moderado ligeramente ahumado que casa muy bien con la carne del pollo.

El pollo con chipotle es una receta típicamente mexicana, pero que traspasa fronteras por su gran sabor. Si hay una carne a la que le van bien las salsas de TABASCO® es la de pollo, por su suavidad y ternura.

pollo con chipotlepollo chipotle

ELABORACIÓN:

Para elaborar el pollo con chipotle comenzamos lavando bien el pollo y cortándolo en trozos pequeños. En una sartén grande a temperatura media derretimos 3 cucharadas de mantequilla y le añadimos media cebolla picada en trozos removiendo sin parar, durante dos minutos. Pasados estos, añadimos un ajo picado muy fino y dejamos que se haga durante otro par de minutos hasta que la cebolla adquiera un aspecto transparente

Agregamos el pollo cortado y lo sazonamos con sal y pimienta al gusto, revolvemos bien y lo salteamos durante unos minutos dejando que el pollo se cocine bien, entre 10 y 12 minutos, durante los cuales debemos revolver a menudo.

Por otro lado, mezclamos unos 250 gramos de crema de leche fresca, un brick de leche evaporada y la salsa TABASCO® Chipotle al gusto y se la añadimos al pollo. Comprobamos que esté bien de sabor, este es el momento de ajustar el grado de picante y de salado que nos gusta para el pollo con chipotle, y dejamos que se siga haciendo durante al menos cinco  minutos sin necesidad de taparlo para que todos los sabores se vayan integrando. Si la salsa nos gusta más líquida podemos añadir un poco más de leche elaborada y si nos gusta más densa un poco más de crema.

Lo retiramos del fuego y ahora sí, lo tapamos para dejarlo reposar hasta el momento de servir, entre unos 5 y 10 minutos. A la hora de servirlo podemos acompañar el pollo con chipotle con arroz blanco, con pasta, ensalada o puré de patatas a elección.

Ten en cuenta que la crema de leche fresca va a suavizar bastante el sabor picante de la salsa TABASCO® Chipotle, por eso te recomendamos que hagas varias pruebas durante el proceso de cocinado.

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Alitas de pollo picantes

Alitas de pollo caramelizadas